Besos y más besos.


El siguiente artículo lo encontré en: http://www.muyinteresante.es

Besar es todo un arte, pero también tiene su propia ciencia. Se llama filematología, y las últimas investigaciones en esta disciplina revelan que intercambiar saliva nos ayuda a escoger la pareja más adecuada.
Según explicaba este fin de semana la neurocientífica Wendy Hill durante la reunión de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), las sustancias químicas que contiene la saliva nos ayudan a evaluar a una posible pareja para decidir si es la más idónea. Además, besarnos reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y aumenta los niveles de oxitocina, siempre y cuando besemos a la persona adecuada.
En los humanos, el beso es fundamentalmente una cuestión química. La saliva masculina tiene testosterona y los hombres prefieren los besos húmeros porque “inconscientemente intentan transferir testosterona para provocar el apetito sexual en las mujeres”. Además, este tipo de besos podría ayudarles a “medir los niveles de estrógenos femeninos de su pareja, para hacerse una idea de su grado de fertilidad”.
En cuanto a las mujeres, el beso les sirve para detectar el estado del sistema inmune de su posible pareja y saber “cuánto se cuida”.
Wow!! Ahora lo entiendo todo!!!

3 cuentos:



El Signo de La Espada dijo...

no manches, le volaste el artículo a andrés barbón, jajaajaja

no te creas.

la neta es que los besos son tan chingones que son dignos de estudio

Yo Me Pongo dijo...

A Besar, pero no sapos ni ranas..

Mayricienta dijo...

Ben:
Porqué lo dices? Jajaja nunca ha sido ni será mi intención!!!
Jajaja
Y sí, los besos son unas de las cosas más deliciosas de éste mundo. No pensaba que hubiese tanto detrás de ellos, jeje.

Tú te pones:
Jajaja... bueno, tenemos que besar bastantes sapos y ranas antes de encontrar al dueño(a) de nuestras quincenas.