Las mejores cosas de la vida

La llamada de mi amor deseándome los buenos días
Una toalla seca después de bañarme
Un café caliente preparada por mi Papá
Una bandeja de entrada llena de email nuevos
El sol pegando en mi cara una tarde de invierno
Un arcoiris después de una tormenta
Un “hola tonta” de Luisito
El SMS de un amigo que hace mucho veo
Una moneda de 1 peso para el parquímetro
Mi canción favorita sonando en 93.7 FM
Un beso de Mario
Un chocolate como postre
Un kleenex cuando más mocuda ando
Las palomitas del cine, con extra mantequilla mejor
Unos calcetines antes de dormir
Los alborotos de Tobías cuando me ve llegar
Cuando sin querer y sin pensarlo me paso un alto y el tránsito no lo nota
Un plato de sopa caliente hecho por mi Mamá
Manejar por la carretera una tarde nublada
Un cajón de estacionamiento libre en la avenida más transitada
La cena de nochebuena y año nuevo
Quitarme los tacones y ponerme tenis
La sonrisa de Jackelinne
Un kilo menos
Cinco minutos más de sueño
Un comentario

7 cuentos:



ChikaPrax dijo...

Me encantan la tardes nubladas tambien, y recibir noticias de amigos que no he visto hace mucho tiempo... las cosas pequeñas nos hacen la vida feliz

PerroZombie dijo...

cuál es la canción que tocan en 93.7.. y qué música tocan ahí ??

Mayricienta dijo...

ChikaPrax:
Sí!!! Para mi los días nubosos del otoño son lo mejor que puede haber, simplemente me fascinan!!

PerroZombie:
En 93.7 tocan música pop y baladas. La canción en especial... pues son muchas! Alguna baladita romanticona está bien, jeje.

jcjurado dijo...

Cuanta razón llevas...hay que saber disfrutar de las pequeñas-grandes cosas.

Lyon Escobedo dijo...

Chamaka los dias de otoño son los mejores no hay nada mejor que caminar un dia nublado y pisar las hojas caidas y oir el crujir de estas tssss que cosas

buen dia huerka un beso.desde Monterrrrey

Andrés Borbón dijo...

Qué hermosa entrada, Mayricienta. Me ha fascinado, de principio a fin. Como verás, ando atrasado leyendo entradas, pero ahí la llevo, y este post tuyo me ha alegrado el día. Son las 7 de la mañana acá y me bebo un café bien calientito leyendo esta chulada de artículo. Qué envidia (de la buena).

Anónimo dijo...

Yo añadiría una cosa mas... encontrar personas a las que no les da miedo expresarse de manera tan transparente. Saludos!!