La artista de la familia

Nunca he sido alguien que sea capaz de apreciar el arte en casi todas sus expresiones (a excepción del cine, creo). Si eso me hace inculta pues lo soy. Nunca de los nuncas podría identificar alguna pintura o algún pintor, sin embargo alguna vez intente pintar y decían que no lo hacía nada mal.

Tenía yo escasos 11 años, cursaba el primer grado de secundaria y era la clase de artes plásticas.

Nos enseñaron cualquier cantidad de técnicas, desde lápiz, carbón, pastel, óleo, entre otras. La cosa era despertar en los estudiantes inspiración o vocación alguna.
Pues hice un montón de pinturas. Pinté a mi perro, árboles, paisajes, flores, personajes de caricaturas, a mí misma, edificios, etc, etc y un enorme etc. El profesor, un letrado y frustrado pintor y músico, decía que no lo hacía nada mal, que le encantaba mi técnica, porque él me decía que hiciera una cosa y yo hacía totalmente otra, pero que me quedaban chulas de bonitas. Según yo hacía lo que él me pedía!!

Alguna vez, cuando estaba en segundo de secundaria, hicieron un concurso entre los alumnos de ese taller, desde primer hasta tercer grado. La convocatoria decía que tenía que pintarse lo que fuese en un platón y al óleo. Era lo que más me gustaba a mí, pintar al óleo!!

Pues llegó el famoso día de la premiación. Todos los alumnos presentamos nuestro trabajo y esperábamos ansiosos a que dijeran quiénes habían ganado. Llegó el turno de la premiación de los 2dos grados: y el premio es para… el platón que lleva dibujado al desierto!! Y se escuchó un enorme aplauso mientras pedían que el afortunado ganador(a) pasara a recoger el reconocimiento. Pues nadie pasaba, y volvieron a nombrar, que pase el autor del desierto!! Y nadie…

Ya los estudiantes comenzábamos a desesperarnos cuando me dice una compañera, ey, que no es tu trabajo? En eso lo veo y si!!! Era mi trabajo!!! Me dio un enorme gusto y unos tremendos nervios!!!
Pasé a recoger mi reconocimiento, lo había ganado por ser la pintura más bonita de los segundos grados.
No sabía si estar contenta o triste, la razón: yo no pinté un desierto, pinté una tundra.
Bah!! A los artistas nadie nos entiende!!

Al final, todas y cada una de mis pinturas fueron a dar al cuarto de la lavandería porque estorbaban. Se enmohecieron y echaron a perder. El platón con el desierto-tundra, ese se rompió y nadie se molestó en pegarlo.

Decidí nunca volver a pintar y punto.

Besos chiclosos chicludos!!

7 cuentos:



Cuetzpallin dijo...

Cómo que ya no vas a pintar?? a lo mejor hemos perdido a una gran artista por culpa de una tundra mal interpretada! jeje.. Igual podrías tener ahora una nueva terpaia ocupacional, y hasta vendes tus pinturas junto con la mascarilla de aguacate!!

Bueno, yo tmb pintaba en la secundaría, y todavía lo hice en la prepa, hasta que mi perro entró a mi habitación e hizo un relajo con los óleos, los lienzos, mi cama y todo lo que se le puso en el camino. Después de eso me quedé sin material para pintar... y sin perro :(

Un besote artístico!!

LAGARTO dijo...

tal vez deverias retomarlo como pasatiempo y desestres,yo soy de la idea que si eres beuno para algo no tienes por que ocultarlo.

Anónimo dijo...

Mujercita, los hubieras guardado,pq cuando seas una famosa pintora, esos cuadros hubieran valido una lanota ntc.
La verdad si debieras de seguir con eso, pq ya demostraste que si tienes el don. Yo aun ando en buscade que es lo que se hacer bien, y creeme la busqueda resulta frustante.
saluditos y cuidate mucho paisanita
maru de chocolate

El Signo de La Espada dijo...

Me equivoqué de post para comentar :S

Blogger El Signo de La Espada dijo...

tAAAAAARDE pero lento!!

Mayri, pintaste una tundra?? Ese es mi bioma favorito.

y su, digamosle, la taiga, me fascinan

qué lástima que no la supieron reconocer. Ahora que eso me hizo recordar cuando dibujé a unos chicos con guantes pa'l frío, pero pa'l frío frío frío de esos que no tienen "dedos" y la méndiga vieja me descalificó porque no "les dibujé dedos" No estaba viendo que las manos eran azules y cafés?? y a partir de ello inferir que estaban visitiendo guantes??


en fin, ahora ya estás grande y yo creo que dibujes lo que dibujes, pintes lo que pintes, ya no lo dejarán podrirse

23 de febrero de 2010 11:55
Suprimir

Ches dijo...

Jajaja, ay tu tundra.

Pues mire, yo le diría que siga pintando, no por dinero, si no por gusto, si algún día siente que quiere expresar algo, pinte.

Yo toco la guitarra, no la se tocar bien y se que no ganare dinero con eso, pero cuando ando inspirado me pongo a tocar. Nunca esta demás pasar ratos de artista de vez en cuando.

Nunca se me dio la pintura y me hubiera gustado un buen que se me hubiese dado el don, pues siempre envidie a los que sabían pintar y dibujar. Que bueno que no nos toco en la misma secundaria ni en el mismo tiempo por que te hubiese tenido envidia y te hubiera jalado las greñas. Jaja.

Besos.

Novak dijo...

Bueno pues por un segundo de tu relato pensé que en realidad pagabas por tus pinturas. XD

No te preocupes, no nos comprenden. Yo cuando hice un graffiti en la vista de la cocina mi mamá me puso una regañada :(
Si salgo a pintarrajear a la calle quesque es ilegal. Ohhh ¿Cómo voy a mejorar así?

No nos comprenden =(

Mayricienta dijo...

Cuetzpallin:
Jajaja, eso si, es muy difícil pintar con el óleo porque luego uno termina embarrado hasta las orejotas, jaja!!
Pues en un futuro quizá y los pinte y como dices, las venda junto con mi mascarilla de aguacate, iuuu!!

Besos artísticos y una pincelada para ti, jeje.

Lagarto:
Eso si, me serviría como gran terapia y más ahora que no tengo gran cosa que hacer, lo pensaré, jeje.

Besos lagartezcos, jaja.

Maru:
Eso que ni que, ni Picazo, jaja. Pues en una de esas y si lo retomo, ya les contaré, jeje.

Besos, paisa, voy a ir al Juaritos éste fin.

Ben:
Jajaja, carajo! No soy la única incomprendida. Pero acá entre nos… seguro que no olvidaste pintar los dedos? Jajaja.
Tarde pero segura, jaja.

Besos, maestro!!

Ches:
Eras de eso niños “pelioneros” que le jalaban los pelos a las niñas?
Ah, pues que bueno que no te conocí en esa época, jaja.
La verdad que si es lindo hacer lo que te gusta, yo no sé ni en que momento dejé de hacerlo, pero éste post me hizo recordar cuanto me gustaba y lo bien que me hacía sentir!!

Besos extramegaempalagosos!!

Novak:
Bueno, se comprende la actitud de tu mamá, mira que usar de lienzo la cocina… jajaja!!
yo también lo hice en la casa, pero en una barda del patio. Pinté una enorme HOLA que mi mamá mandó borrar con más pintura al poco tiempo. Quizá ella es la culpable de que abandonara mi vocación, jaja.

Besos incomprendidos!